Nueva York. Guía de viajes y turismo

Historia

La historia de Nueva York comienza con el primer explorador europeo, el italiano Giovanni da Verrazzano, en 1524. Sin embargo, antes de su llegada, en la zona vivían nativos americanos. Éstos se encontraban en las diversas zonas que hoy ocupa la gran urbe. Muchos nombres como Raritan Bay o  Canarsie se derivan de los nombres de americanos nativos.

Se calcula que, antes de la llegada de los europeos, unos 5.000 habitantes ocupaban la zona. Se dedicaban a la caza y cultivo de diferentes cosechas, viviendo una comunidad próspera. Sin embargo, todo cambio en el siglo XVI. Verrazzano llegó al mando del barco francés La Dauphine en 1524. Llamó a la zona Nueva Angoulême en honor a Francisco I, rey de Francia de la casa real de Valois- Angoulême. Durante el siglo siguiente, se visitaba el área ocasionalmente por comerciantes de pieles o exploradores

Historia de Nueva York a partir del siglo XVII

A partir de 1609, todo cambió de manera radical en la zona. Los holandeses llegaron en diferentes embarcaciones buscando una ruta hacia Asia. Sin embargo, a pesar de no encontrarla, sí dieron cuenta de la gran población de castores del área. Eso sirvió para la fundación de los primeros asentamientos europeos. El primero se hizo en Albany, actual capital del Estado, en 1614.

Poco más tarde, numerosas familias llegadas desde Holanda llegaron al sur de Manhattan. Muy probablemente en 1626, comenzó la construcción de Fort Amsterdam. Con ellos llegaron esclavos procedentes de África, que ayudaron a levantar muros defensivos. Durante el siglo XVII se produjeron diferentes enfrentamientos con los nativos americanos. Éstos sufrieron diferentes derrotas hasta firmar la paz en 1645.

Nueva Amsterdam se incorporó como ciudad el 2 de febrero de 1653. A principios de la década de 1660, la población era de aproximadamente 1.500 europeos.

Gobierno británico y revolución

En junio de 1665, la ciudad se reincorporó al mandato de la ley inglesa. Recibió finalmente el nombre de Nueva York en honor al Duque de York. Durante el siglo XVII se produjeron diferentes guerras entre Inglaterra y Holanda. La ciudad cambió de manos algunas veces pero cayó definitivamente en manos inglesas.

Durante el siglo XVIII, la población sufrió un importante crecimiento en la ciudad. Por contra, los nativos americanos se redujeron a un número insignificante. La población de esclavos también creció de manera importante. Como hito histórico relevante, en 1754 se fundó la Universidad de Columbia.

Durante la Revolución americana, Nueva York se convirtió en un foco aislado de resistencia inglesa. Sufrió grandes daños dos veces por incendios de origen sospechoso durante el gobierno militar británico. La ocupación británica duró hasta el 25 de noviembre de 1783. George Washington regresó triunfalmente a la ciudad ese día, cuando las últimas fuerzas británicas abandonaron la ciudad.

Historia moderna

Desde que empezó a formar parte de Estados Unidos, la ciudad de Nueva York no ha parado de crecer. En el siglo XIX recibió un gran número de inmigrantes llegados de Europa. La gran hambruna irlandesa (1845-1850) trajo una gran afluencia de inmigrantes irlandeses. Sufrió en sus carnes la Guerra Civil Americana (1861-1865).

Durante las primeras décadas del siglo XX, los rascacielos y las atracciones turísticas crecieron mucho. Grandes empresas se instalaron en Nueva York y sufrieron el crack del 29. Pero la gran urbe no paró de crecer y de convertirse en foco mundial. Durante la década de los 30, algunos de los rascacielos más famosos de la historia vieron la luz. Por ejemplo, el Empire State Building y el Chrysler Building.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Nueva York se convirtió en una ciudad turística. A pesar de todos los atentados y crisis económicas, cada año pasan por sus calles varios millones de turistas. Llegan de todo el mundo buscando sumergirse en una ciudad que ha aparecido en miles de películas y series de televisión.

Salir de la versión móvil