Nueva York. Guía de viajes y turismo

Uber y taxi

Uber y taxi en Nueva York. ¿Qué consideraciones debo tener en cuenta? Ambas opciones son totalmente válidas en la ciudad, pero no funcionan igual. Así como en otras ciudades puede haber menos diferencias, en Nueva York las hay. Desde nuestra experiencia personal, queremos comentar qué nos parece mejor y por qué.

Si tuviéramos que decantarnos entre Uber y taxi, sin duda alguna nos inclinaríamos por la primera. Hay varios factores que son determinantes, y no son diferentes de otras ciudades. Para empezar, el precio. En el caso de la compañía privada de transporte, es más barato. Puede haber varios dólares de diferencia por un mismo trayecto.

Para seguir, la calidad de los coches es mejor en los vehículos de Uber. Ojo, tampoco esperemos encontrar siempre coches mucho mejores. Pero en líneas generales, sí que vamos a ver cosas mejores. También hay que tener en cuenta la forma de funcionamiento. Como siempre, Uber funciona a través de la aplicación en nuestro teléfono móvil. Eso permite identificar la matrícula del coche y a su conductor. Además, podemos pagar por la misma aplicación, sin necesidad de llevar dinero encima.

Por lo tanto, creemos que Uber ha de imponerse al taxi salvo situación extraordinaria. Es decir, que no dispongamos de una conexión a internet o que no haya un coche de Uber que nos recoja.

En cuanto a las tarifas, Estados Unidos es un país caro en general. Y en ese sentido, ambos medios de transporte no se quedan atrás. La recomendación es intentar usar siempre el transporte público. Si no queda otra opción, entonces debemos decantarnos por usar Uber o taxi. Un trayecto entre el aeropuerto y el centro de la ciudad puede costar 50 dólares. Si viajamos solos, es un gasto importante. Si viajamos con más personas, los gastos se pueden dividir.

Salir de la versión móvil