Nueva York. Guía de viajes y turismo

Toro de Wall Street

El Toro de Wall Street se ha convertido en una de las esculturas más famosas de Nueva York. Cada año, miles de personas pasan por la zona para tomarse fotos con este enorme animal.

Es una escultura de bronce que se encuentra en Broadway, justo al norte de Bowling Green. Pesa en total 3.200 kilos, mide 3.4 metros de alto y 4.9 metros de largo. Evidentemente representa un toro, el símbolo del optimismo financiero agresivo y la prosperidad. Se ha convertido así en un símbolo de Wall Street y del distrito financiero.

La escultura la creó el artista siciliano Arturo Di Modica a raíz del colapso del mercado de valores del lunes negro de 1987. El 14 de diciembre de 1989, Di Modica llegó a Wall Street con la escultura en la parte trasera de un camión. La instaló fuera del edificio de la Bolsa de Nueva York. El Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York la retiró del lugar ese mismo día. Sin embargo, se instaló en Bowling Green una semana después.

A pesar de tener inicialmente un permiso temporal para ubicarse en Bowling Green, el Toro de Wall Street se convirtió en una atracción turística popular. En 2017, otra escultura de bronce titulada Fearless Girl se instaló frente al toro, aunque luego se reubicó.

Tras el éxito de la escultura original, Di Modica creó una serie de variaciones del animal. Éstas se vendieron a coleccionistas privados. El Toro de Wall Street ha sido objeto de críticas desde una perspectiva anticapitalista. Por ejemplo, en las protestas de Occupy Wall Street de 2011. También ha sido comparado con el becerro de oro adorado por los israelitas durante su éxodo de Egipto.

Salir de la versión móvil