Nueva York. Guía de viajes y turismo

Visitar Nueva York

Visitar Nueva York es una tarea sencilla pero complicada al mismo tiempo. No importa el tiempo que vayamos, siempre nos quedarán cosas por ver. Esto es malo pero tiene su lado positivo ya que hay mucho que ver y eso facilita la visita. Hay mucha gente que quiere ver Nueva York y alrededores. En una semana es posible hacerlo con alguna excursión. Dejando unos días para la Gran Manzana, se puede hacer un viaje muy completo.

Aquí daremos una serie de consejos para ver lo máximo posible en tres días. Si una persona va una semana y visita las Cataratas del Niágara y Washington, por ejemplo, puede disponer de esos tres días. Pero hay que hacerse a la idea de caminar mucho para ver todo lo que podamos. Por lo tanto, lo primero es saber cómo distribuir la visita. Si son tres días, pues lo mejor es dividir Manhattan en tres partes. Hay que olvidarse del resto de distritos porque el tiempo no da para más.

El orden da igual, pero la idea sería la siguiente:

  1. Sur de Manhattan.
  2. Midtown Manhattan.
  3. Museos y Central Park.

Así dicho parece sencillo pero hay muchas cosas que visitar. A continuación vamos a explicar el qué y el cómo.

Visitar el sur de Manhattan

Este día será el que más toque caminar. Si hemos elegido dormir en Midtown Manhattan, habrá que usar el transporte público. La idea es comenzar en Little Italy, y desde allí ir hacia el sur. Por lo tanto, podemos parar en la estación de metro de Spring Street, líneas 4, 6 y 6X. La idea es dar una vuelta por este pequeño barrio y cruzar a Chinatown.

Por ese pintoresco barrio, en Bowery con Canal Street, encontraremos el acceso a Manhattan Bridge. Compensa caminar un poco por el mismo pero sin llegar a cruzarlo. Desde allí, y siempre a pie, podemos ir hasta el Manhattan Municipal Building. A los pies del mismo está el acceso para peatones del Puente de Brooklyn. Lo mínimo es andar hasta la primera torre de soporte de la estructura. Si cruzamos al otro distrito, luego hay que deshacer el camino a pie o en New York Water Taxi.

En el sur de la isla, hay muchas cosas que ver. Por ejemplo, no podemos dejar de ver el One World Trade Center. Merece mucho la pena entrar en The Oculus y disfrutar de esta obra de Calatrava. El Edificio de la Bolsa y la Iglesia de la Trinidad se encuentran muy cerca. Paseando por la zona también veremos el Toro de Wall StreetBattery Park. Desde aquí salen los ferrys que van hacia la Estatua de la LibertadEllis Island.

Con todo esto, da para un día completo sin ningún tipo de problema. Solo esta última excursión lleva una hora. Si añadimos desplazamientos, caminatas y otras visitas, se nos va todo el día.

Visitar el Midtown de Nueva York

Esta zona de Manhattan incluye todo lo que está entre la Organización de las Naciones UnidasHudson Yards. Habría que caminar menos que en el día anterior pero es mejor evitar el Transporte público. Podemos empezar en el mismo edificio de las Naciones Unidas, que se puede visitar. Desde allí, caminando por la calle 42, llegaremos al Chrysler Building y más tarde a Grand Central Terminal. Hay que entrar en el segundo y luego salir hacia la Quinta Avenida.

Allí nos cruzaremos con la New York Public Library. Hacia el norte llegaremos hasta el Rockefeller Center. Frente al mismo veremos la majestuosa Catedral de San Patricio. Podemos subir al Top of the Rock y luego ir hasta la cercana Times Square. Después pasear por la plaza, podemos caminar hasta Hudson Yards. Allí se encuentra un edificio peculiar: The Vessel. Más tarde, podemos caminar por The High Line y disfrutar de las vistas.

Luego, por la calle 33, llegaremos a nuestros próximos destinos. El primero será el mítico Madison Square Garden, el pabellón más famoso del mundo. El segundo será el emblemático Empire State Building. Allí podemos terminar el día subiendo a sus dos observatorios, situados a diferentes alturas. Si es de noche y hemos subido al Top of the Rock de día, la visita sería completa.

Museos de Nueva York y Central Park

No se puede visitar Nueva York sin pasar por alguno de sus museos o por Central Park. La idea es dejar para un mismo día la visita a dos grandes instituciones. Hablamos del Museo Americano de Historia Natural y del Museo Metropolitano de Arte. En condiciones normales nos podría llevar un día entero visitar cada uno. Pero en principio no habrá tiempo para tanto. Así que tocará adaptarse a las circunstancias.

Podemos empezar por uno o por otro, la ventaja es que se encuentran cerca el uno del otro. Ambos están casi conectados por la calle 79, que atraviesa Central Park. Por lo tanto, podemos matar tres pájaros de un tiro. Viendo bien los horarios de apertura y cierre, empezamos por uno de los dos museos. Midiendo bien el tiempo, cuando terminemos, cruzamos Central Park y damos una pequeña vuelta. Luego, para terminar, vamos hasta el otro museo y apuramos hasta la hora de cierre.

Es una forma tan válida de visitar Nueva York como cualquier otra. Hay gente que prefiere moverse más rápido usando el transporte público. Pero de esta manera veremos menos cosas en la superficie, aunque sean poco conocidas. En definitiva, hay que tener un buen plan en función de los días que dure el viaje.

Salir de la versión móvil