Nueva York. Guía de viajes y turismo

Pennsylvania Station

Pennsylvania Station es una estación terminal y un importante punto ferroviario de red de cercanías en la ciudad de Nueva York. Es propiedad de Amtrak, la compañía de trenes, y recibe más de 600.000 pasajeros cada día. Es la estación ferroviaria más ocupada de todo el país y la más transitada de América del Norte.

Su historia ha sido bastante peculiar, y es que lo que vemos actualmente nada tiene que ver con el pasado. El edificio principal de la estación se terminó de construir en 1910. Se trataba de un bello edificio del estilo Beaux Arts. Se convirtió así en una de las joyas arquitectónicas de la ciudad de Nueva York. Sin embargo, como parte de la vorágine urbanística de Manhattan, se derribó en 1963. Este hecho creó indignación internacional.

No obstante, a raíz de este derribo comenzó la promulgación de los primeros estatutos de la preservación arquitectónica de la ciudad. Gracias a eso se pudo conservar Grand Central Terminal hasta nuestros tiempos.

Se permitió la construcción de la actual estación subterránea pero se vendieron los derechos de uso de la superficie. Poco después, en esos terrenos se levantó el Madison Square Garden. Este edificio es el que permanece hoy en día sobre las vías de la antigua estación.

Cómo llegar a Pennsylvania Station

Una buena opción es en metro, ya que las líneas A, C, E, 1, 2 y 3 llegan hasta la estación. Hay bocas en la calle 33 con la séptima avenida y en la calle 34 con la octava avenida.

También se puede ir en autobús, ya que varias líneas tienen parada cerca. Por ejemplo, la línea M20 para en el cruce de la octava avenida con la calle 31. La línea M34 para en la calle 34, entre la séptima y la octava avenida.

Salir de la versión móvil