Nueva York. Guía de viajes y turismo

Iglesia de la Trinidad

La Iglesia de la Trinidad es un oasis en mitad del desierto. Cuesta imaginar este bello edificio de carácter religioso entre tantos rascacielos. Pero está ahí, viendo pasar el tiempo, y es una maravilla por fuera y por dentro. El pequeño cementerio que hay en el terreno aledaño es muy interesante y se puede visitar.

El edificio que vemos en la actualidad es el tercero que se construyó en el terreno. Se consagró como iglesia en 1846. Es el hogar de una congregación activa y en crecimiento, que celebra servicios de adoración todos los días laborables y los domingos por la mañana. Es obra del arquitecto americano Richard Upjohn, que la concibió en estilo neogótico. En su momento era el edificio más alto de Nueva York con una altura de 87 metros.

En mayo de 2018 comenzó un proyecto de renovación que terminó a principios de 2020. La nave, o parte principal de la iglesia, está abierta todos los días para los servicios y la oración. El cementerio está abierto a los visitantes que deseen visitar la tumba de Alexander Hamilton y otros monumentos históricos o disfrutar de un momento de tranquilidad.

Tanto la iglesia como el cementerio abren todos los días de 7 de la mañana a 6 de la tarde. La entrada a ambos lugares es gratuita.

Cómo llegar a la Iglesia de la Trinidad

En Wall Street Station paran las líneas 4 y 5 del metro de Nueva York. La estación tiene una boca frente a la iglesia, en Broadway. En la parte trasera del templo se encuentra Rector Street Station. Allí paran las líneas 1, R y W del suburbano.

También se puede ir en autobús, ya que hay bastantes líneas que llegan a la zona. En la parada de Trinity Pl/Thames St están las líneas 120, BM2, BM3, BxM18, M55, QM7, QM8, QM11 y QM25.

Salir de la versión móvil