Manhattan Municipal Building

Manhattan Municipal BuildingEl Manhattan Municipal Building es uno de los edificios más característicos del Downtown Manhattan. Su silueta se puede ver desde muchas partes de la ciudad. En su interior hay un total de 34 pisos. Se construyó para acomodar las crecientes demandas espaciales gubernamentales después de la consolidación de la ciudad en cinco distritos en 1898.

Su construcción comenzó en 1909 y terminó en 1914. El diseño del edificio corrió a cargo de William M. Kendall, de la prestigiosa firma de arquitectos McKim, Mead & White. Como nota curiosa, este arquitecto fue el primero en incorporar una estación del metro de Nueva York en su base. Se trata de la estación de Chambers Street, por donde pasan las líneas J y Z.

Su construcción supuso un espejo en el que mirarse para otras ciudades de Estados Unidos. Su diseño sirvió como prototipo para la Terminal Tower de Cleveland y el Wrigley Building de Chicago; además de las Siete Hermanas de Moscú. No queda claro cuál es su estilo arquitectónico. Sin embargo, se dice que obedece a un estilo romano, renacentista italiano, renacentista francés o Beaux Arts.​

Tiene 177 metros de altura y es uno de los mayores edificios gubernamentales del mundo. En la actualidad, en sus oficinas trabajan más de 2.000 empleados de varias agencias municipales. Tiene una superficie aproximada de 100.000 metros cuadrados.

El edificio se declaró Monumento Histórico de Nueva York en 1966. Poco más tarde, en 1972, se introdujo en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

El Manhattan Municipal Building no se puede visitar por dentro. Sin embargo, sí merece la pena dar una vuelta por la zona. El mejor sitio para verlo es el cercano Puente de Brooklyn. También merece la pena acercarse a Foley Square. Allí podremos ver otros edificios gubernamentales. Por ejemplo, el US Federal Courthouse.

Centrar mapa

Los comentarios están cerrados.